See other templatesSee other templates

El propósito de este documento es proporcionar información clínica relevante y pautas de tratamiento sobre la pandemia de COVID-19 para farmacéuticos y la fuerza laboral farmacéutica. Lea la siguiente publicacion y baja el material original en PDF.

Antes de mostrarte esta publicacion, puedes entrar a un CURSO EN VIDEO GRATIS acerca del CORONAVIRUS muy amplio, en nuestro canal de EViLAF, que sabemos te servira, HAGA CLICK AQUI.

Desde diciembre de 2019, un brote de un nuevo coronavirus humano se ha extendido a muchos países y ha causado miles de casos y muertes. COVID-19 es la enfermedad causada por el nuevo virus SARS-CoV-2. La mayoría de las personas infectadas presentan síntomas respiratorios leves que desaparecerán por sí solos, pero algunas personas desarrollan enfermedades más graves, como la neumonía. El virus se transmite por contacto con una persona infectada o por gotitas respiratorias cuando una persona infectada tose o estornuda. Existe un mayor riesgo de infección si ha estado en un área donde se está propagando el virus, o si ha estado en contacto cercano con una persona infectada con el nuevo coronavirus. También existe un mayor riesgo si ya padece comorbilidades.

El propósito de este documento es proporcionar información clínica relevante y pautas de tratamiento sobre la pandemia de COVID-19 para farmacéuticos y la fuerza laboral farmacéutica, tanto en un contexto de atención primaria (es decir, farmacias comunitarias e instalaciones de atención primaria de salud) como en hospitales, así como para farmacéuticos que trabajan en laboratorios de análisis, y ofrecer un conjunto de referencias que se pueden consultar para obtener más información.

Mira aqui, en nuestro canal de EVILAF, todos los videos actualizados, acerca del CORONAVIRUS haciendo CLICK AQUI

Las infecciones por coronavirus se pueden prevenir y se puede detener un brote mediante la participación activa de los tomadores de decisiones, los profesionales de la salud, los medios de comunicación y la comunidad. Esto se demostró en brotes previos de coronavirus, como en 2003 con SARS-CoV (coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo) o en 2012 con MERS-CoV (coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente). Este documento tiene como objetivo ayudar a los farmacéuticos y al personal de farmacia a prevenir la propagación de la enfermedad y contribuir a su gestión eficiente en el sistema de salud.

DATOS BASICOS:

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus (CoV) son una gran familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfrío común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERSCoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV). Un nuevo coronavirus (nCoV) es una nueva cepa que no se ha identificado previamente en humanos. 

Los coronavirus son zoonóticos, lo que significa que se transmiten entre animales y personas.

Quieres ver como esta la situacion en tu Pais, HAGA CLICK AQUI.

Investigaciones detalladas encontraron que el SARS-CoV se transmitió de gatos de civeta a humanos y el MERS-CoV de dromedarios a humanos. Varios coronavirus conocidos circulan en animales que aún no han infectado a los humanos.

Los coronavirus son virus de ARN grandes, envueltos y de cadena positiva. Tienen el genoma más grande entre todos los virus de ARN. El genoma está empaquetado dentro de una cápsida helicoidal formada por la proteína de la nucleocápside y rodeada por una envoltura. Asociadas con la envoltura viral hay al menos tres proteínas estructurales: la proteína de membrana y la proteína de envoltura están involucradas en el ensamblaje del virus, mientras que la proteína espiga media la entrada del virus en las células huésped. Entre las proteínas estructurales, la espiga forma grandes protuberancias de la superficie del virus, dando a los coronavirus la apariencia de tener coronas (de ahí su nombre). Además de mediar la entrada del virus, la espiga es un determinante crítico del rango del huésped viral y el tropismo tisular y un inductor importante de las respuestas inmunes del huésped. (Li, 2016).

Balance mundial: 13 mil muertos por Coronavirus y 300 mil contagiados 

 

REALIZATE UN TEST RAPIDO SI TIENES O NO CORONAVIRUS SOSPECHOSO AQUI

Los coronavirus generalmente afectan a mamíferos y aves, causando una variedad de enfermedades letales. En general, los coronavirus causan enfermedades generalizadas del sistema respiratorio, gastrointestinal y del sistema nervioso central en humanos y otros animales, amenazando la salud humana y causando pérdidas económicas por infecciones leves de las vías respiratorias superiores a inferiores. (Li, 2016)

Los coronavirus son capaces de adaptarse a nuevos entornos mediante mutación y recombinación con relativa facilidad. (Li, 2016) Como tales, pueden afectar a nuevos huéspedes y tejidos.

Mira en video, la fisiologia del CORONAVIRUS haciendo CLICK AQUI.

Por esta razón, aunque rara vez, ciertos coronavirus que generalmente afectan solo a ciertas especies animales, pueden generar nuevas cepas que pueden cruzarse hacia los hospedadores humanos y luego transmitirse entre humanos. Dado que los humanos no habían estado expuestos a tales virus antes y no pueden protegerse ni con vacunas existentes ni con inmunidad natural, estas mutaciones pueden conducir rápidamente a brotes de enfermedades y, eventualmente, pandemias. Este fue el caso con los brotes anteriores de SARS y MERS.

Tipos de test que existen para el Covid-19 Aqui

¿Qué es la pandemia de coronavirus /COVID-19/SARS-CoV-2?

El SARS-CoV-2 es una cepa nueva de coronavirus que se detectó por primera vez en la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei, en la República Popular de China, una ciudad con una población de 11 millones de personas. El brote comenzó como una neumonía de agente causal desconocido a fines de diciembre de 2019.

Los análisis filogenéticos realizados con la secuencia completa del genoma disponible sugieren que los murciélagos parecen ser el reservorio del virus COVID-19, pero aún no se han identificado los hospedadores intermedios. (Organización Mundial de la Salud, 2020)

El 30 de enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote una emergencia de salud pública de preocupación internacional. La OMS recomendó que el nombre provisional de la enfermedad que causa el brote actual sea enfermedad respiratoria aguda 2019-nCoV. En el acrónimo 2019-nCoV, “2019″ es el año en que se detectó el virus por primera vez, “n” significa “nuevo” y “CoV” corresponde a la familia del coronavirus.

El 11 de febrero de 2020, el Comité Internacional de Taxonomía de Virus (ICTV) decidió nombrar el virus como coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2), y la OMS finalmente decidió nombrar la enfermedad causada por este virus como COVID -19 (para la enfermedad por Coronavirus identificada en 2019).

Después de grandes brotes de la enfermedad en varios países, con miles de muertes en todo el mundo, el 11 de marzo de 2020, la OMS declaró que el brote era una pandemia.

Para obtener cifras actualizadas del número de casos y muertes confirmados, así como datos demográficos y epidemiológicos sobre la pandemia, puede consultar la página web:  HACIENDO CLICK AQUI

Página web desarrollada por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins

El virus parece haber mutado ya después de su transmisión original del huésped o reservorio animal a los humanos, lo que lleva a al menos dos cepas diferentes. Los análisis genéticos de la población de 103 genomas de SARS-CoV-2 indicaron que estos virus evolucionaron en dos tipos principales (designados L y S). Aunque el tipo L (∼70%) es más frecuente que el tipo S (∼30%), se encontró que el tipo S es la versión ancestral. (Xiaolu Tang, 2020)

Si bien ambos tipos juegan un papel en el brote actual, la mayor prevalencia del tipo L sugiere que es más agresivo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los virus mutan todo el tiempo y que no todas las mutaciones son indicativas de una mayor gravedad de la enfermedad o tasas de transmisión. De hecho, las diferencias entre los dos tipos de nuevos coronavirus son tan pequeñas que los investigadores son reacios incluso a clasificarlas como cepas separadas. Dado que varios grupos de todo el mundo están trabajando en una vacuna, conocer el número exacto de cepas (o tipos) del virus es crucial porque, para que sea efectiva, la vacuna eventual tendrá que atacar las características presentes en todas las cepas conocidas (o tipos). Afortunadamente, es poco probable que muchas de las diferencias genéticas identificadas afecten la producción de proteínas, lo que significa que no debería haber cambios significativos en la forma en que opera el virus o los síntomas que causa. (Technology.org, 2020)

INFORMACION CLINICA

Formas de transmisión

La transmisión del SARS-CoV-2 ocurre por los siguientes mecanismos:

1.- Muy a menudo, se propaga de persona a persona entre contactos cercanos (aproximadamente 1.8 metros).

2.- Se cree que la propagación de persona a persona ocurre principalmente a través de gotitas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose o estornuda, de manera similar a como se propagan la influenza y otros patógenos respiratorios.

3.- Estas gotas pueden caer en la boca, la nariz o los ojos de las personas que están cerca o posiblemente ser inhaladas a los pulmones.

4.- Es posible que una persona pueda contraer COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tiene el virus y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos, pero no se cree que esta sea la forma principal de propagación del virus. (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, 2020). Existe evidencia de que los coronavirus pueden permanecer infecciosos en superficies inanimadas durante varias horas o incluso días. (Kampf G, 2020).

5.- Por lo general, con la mayoría de los virus respiratorios, se cree que las personas son más contagiosas cuando son más sintomáticas (las más enfermas). Con COVID-19, sin embargo, ha habido informes de propagación de un paciente infectado asintomático a un contacto cercano. (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, 2020) (Rothe, 2020). Estudios recientes sugieren que los pacientes asintomáticos (o pre-sintomáticos) pueden estar impulsando la rápida expansión de la enfermedad (Ruiyun Li, 2020).

Mira este video AQUI

6.- Además, los pacientes pueden permanecer contagiosos hasta dos semanas después de la remisión de los síntomas. Según Wölfel y sus colaboradores, mientras que los síntomas disminuyeron en su mayoría al final de la primera semana, el ARN viral permaneció detectable en los hisopados de garganta hasta la segunda semana. Las muestras de heces y esputo permanecieron con ARN positivo durante períodos aún más largos, a pesar de la remisión completa de los síntomas. (Roman Wölfel, 2020)

7.- Se dispone de información mínima sobre COVID-19 durante el embarazo. La transmisión intrauterina o perinatal no ha sido identificada. En dos informes que incluyeron a un total de 18 mujeres embarazadas con sospecha o confirmación de neumonía por COVID-19, no hubo evidencia de laboratorio de transmisión del virus al neonato. Sin embargo, se han documentado dos casos de infección neonatal. En un caso, el diagnóstico se realizó el día 17 de vida después del contacto cercano con la madre del bebé y una matrona de maternidad que estaban infectadas con el virus.

El otro caso fue diagnosticado 36 horas después del nacimiento; la fuente y el tiempo de transmisión en ese caso no estaban claros. (McIntosh, 2020) Muchos de los consejos en varios países, como el Reino Unido, acerca de las mujeres embarazadas que se mudan para aislarse socialmente son preventivos más que basados en la evidencia de un mayor riesgo de daño.

8.- En estudios limitados en mujeres con COVID-19 y otra infección por coronavirus, Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV), el virus no se ha detectado en la leche materna. Sin embargo, no se sabe si las madres con COVID-19 pueden transmitir el virus a través de la leche materna. La leche materna brinda protección contra muchas enfermedades.

9.- Hay raras excepciones cuando no se recomienda amamantar o alimentar con leche materna extraída. Los CDC no tienen una guía específica para la lactancia materna durante la infección con virus similares como el SARS-CoV o el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV), ambos coronavirus. En una situación similar a COVID19, los CDC recomiendan que una madre con gripe continúe amamantando o alimentando con leche materna extraída a su bebé mientras toma precauciones para evitar transmitir el virus a su bebé. Dadas las bajas tasas de transmisión de virus respiratorios a través de la leche materna, la Organización Mundial de la Salud afirma actualmente que las madres con COVID-19 pueden amamantar. (Academia de Medicina de la Lactancia Materna, 2020.

¿Son 14 o 21 dias la cuarentena por el COVID-19? Lea aqui

Prevención de la enfermedad

Para ayudar a controlar la propagación del virus, las personas sospechosas o confirmadas de tener la enfermedad deben aislarse de otros pacientes y ser tratadas por trabajadores de la salud utilizando estrictas precauciones de control de infecciones.

Las personas que han tenido contacto social con personas sintomáticas con COVID19 confirmado deben ser seguidas como contacto a través de los equipos locales de atención médica.

Algunos consejos en video AQUI.

Las recomendaciones estándar de la OMS para el público en general para reducir la exposición y la transmisión de ésta y otras enfermedades respiratorias son las siguientes, que incluyen la higiene de las manos y las vías respiratorias, y prácticas alimentarias seguras:

1.- Lávese las manos con frecuencia usando un desinfectante para manos a base de alcohol o agua y jabón;

2.- Cuando tosa o estornude, cubra la boca y la nariz con un codo o pañuelo flexionado; deseche el pañuelo inmediatamente y lávese las manos;

3.- Evite el contacto cercano con cualquier persona que tenga fiebre y tos;

4.- Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica temprano y comparta el historial de viajes anterior con su médico;

5.- Cuando visite mercados de animales vivos en áreas que actualmente experimentan casos de nuevos coronavirus, evite el contacto directo sin protección con animales vivos y superficies en contacto con animales;

6.- Debe evitarse el consumo de productos animales crudos o poco cocidos. La carne cruda, la leche o los órganos de los animales deben manipularse con cuidado para evitar la contaminación cruzada con alimentos crudos, según las buenas prácticas de seguridad alimentaria. (Organización Mundial de la Salud, 2020)

Autoaislamiento de personas con síntomas y / o personas que pueden haber estado en contacto con personas infectadas.

El autoaislamiento significa evitar situaciones en las que se podría infectar a otras personas. Esto significa todas las situaciones en las que puede entrar en contacto con otras personas, como reuniones sociales, lugares de trabajo, escuelas, centros de cuidado infantil / preescolar, universidades, reuniones religiosas, centros de atención para ancianos y atención médica, prisiones, reuniones deportivas, supermercados, restaurantes, centros comerciales y todas las reuniones públicas. (Ministerio de Salud de Nueva Zelanda, 2020)

44 vacunas en estudio segun la OMS mira esa publicacion AQUI

Pruebas de diagnóstico para COVID-19 en casos sospechosos

El 16 de marzo de 2020, el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró que “la forma más efectiva de prevenir infecciones y salvar vidas es romper las cadenas de transmisión. Y para hacer eso, debes testear y aislar. No puedes combatir fuego con los ojos vendados. Y no podemos detener esta pandemia si no sabemos quién está infectado. Tenemos un mensaje simple para todos los países: analicen, analicen, analicen”. (Ghebreyesus, 2020)

Actualmente hay varias pruebas disponibles en el mercado o en desarrollo para diagnosticar COVID-19 (infección por SARS-COV-2), producidas en los EE. UU., varios países europeos, China, Corea y otros países. Se basan principalmente en el diagnóstico molecular (técnicas de reacción en cadena de la polimerasa compleja (PCR) o reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa (RT-PCR)) dirigidas a diferentes partes del genoma viral.

Algunos ensayos serológicos también están en desarrollo, pero actualmente no pueden competir en precisión con el diagnóstico molecular, particularmente en la fase temprana de la infección. Esto es particularmente cierto para los pacientes que están inmunocomprometidos y en los ancianos. Esta falta de equivalencia también es cierta en términos de rendimiento analítico.

Si se le solicita que establezca un método de diagnóstico, el personal del laboratorio clínico debe consultar las recomendaciones y requisitos aplicables de sus autoridades sanitarias nacionales.

El siguiente enlace tiene una lista completa de las opciones de diagnóstico disponibles y en trámite para SARS-CoV-2: https://www.finddx.org/covid-19/pipeline/

Las pruebas no son todas equivalentes en términos de sensibilidad debido a la secuencia genómica viral o al (los) gen (es) viral (es) objetivo (s). Actualmente no hay datos científicos confiables disponibles para establecer una clasificación de la sensibilidad de las diversas pruebas de diagnóstico en el mercado.

Los primeros dispositivos de prueba “rápida” (punto de atención) están ingresando al mercado a fines de marzo. Actualmente, las farmacias comunitarias deben derivar a los pacientes bajo investigación a sus autoridades sanitarias locales o nacionales para saber dónde dirigirse a los pacientes para ambos, muestreo nasofaríngeo y pruebas de diagnóstico COVID-19 (SARS-COV-2).

Algunos gobiernos, como en el Reino Unido, han desaconsejado el uso de tales pruebas rápidas en la comunidad, incluso en las farmacias, porque no hay evidencia publicada de la confiabilidad e idoneidad de estas pruebas por ahora, para diagnosticar la infección por COVID-19 en un entorno comunitario.

Sin embargo, debido a la capacidad limitada en algunos países en términos de equipos e instalaciones de prueba, algunas agencias reguladoras (como la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU.) y los gobiernos (como en España, China, Italia y Japón) han aprobado y /o comprado pruebas rápidas para ampliar la capacidad de diagnóstico requerida durante la epidemia.

Después del muestreo nasofaríngeo (ya sea por la nariz, hisopado de garganta y /o aspirado nasofaríngeo) realizado por personal médico o de enfermería calificado, y una vez recibido por los laboratorios clínicos, las pruebas disponibles generalmente toman menos de seis horas para obtener un resultado, con pruebas desarrolladas recientemente que toman menos de tres horas.

Se recomienda establecer criterios de clasificación de prioridad para las pruebas en caso de que la demanda de pruebas de diagnóstico pueda exceder la capacidad del laboratorio local, y se pueda requerir un triage de las solicitudes. Dichas reglas de prioridad deben establecerse de acuerdo con, o siguiendo la guía de las autoridades competentes nacionales o regionales.

Para los farmacéuticos que trabajan en laboratorios que pueden participar en las pruebas de diagnóstico de muestras de casos humanos sospechosos, la OMS ha desarrollado una guía provisional que se puede encontrar aquí (https://www.who.int/publications-detail/laboratory-testing-for-2019-novel-coronavirus-in-suspected-human-cases-20200117).

El personal del laboratorio clínico, debido a su exposición directa a pacientes potenciales, incluso si son asintomáticos, durante el muestreo de sangre o cualquier otro líquido biológico debe hacer todo lo posible para protegerse del contagio siguiendo las recomendaciones de sus autoridades sanitarias nacionales (usando máscaras de protección y otras recomendaciones).

Los laboratorios clínicos deben ser especialmente cuidadosos al enviar o proporcionar orientación adecuada a los profesionales clínicos sobre el envío de muestras a los laboratorios de referencia seleccionados de sus países, y preguntar sobre ellas a las autoridades nacionales competentes. La OMS puede ayudar a los Estados miembros a identificar laboratorios capaces de proporcionar este apoyo. Todas las muestras para la prueba COVID-19 deben empaquetarse y transportarse de acuerdo con las regulaciones modelo de transporte de la Categoría B de las Naciones Unidas. El embalaje UN 3373 debe utilizarse para el transporte de muestras.

Se puede encontrar orientación adicional en el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Directrices provisionales para la recolección, manejo y análisis de muestras clínicas de personas para la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, 2020).

Inicio de la enfermedad

El SARS-CoV-2 tiene un período de incubación de 2 a 14 días antes del inicio de los síntomas.

Un estudio dirigido por investigadores de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg arrojó una estimación de 5,1 días para el período de incubación de la enfermedad mediana. Este tiempo medio de exposición al inicio de los síntomas sugiere que el período de cuarentena de 14 días recomendado por la OMS y otras organizaciones es razonable.

El análisis sugiere que aproximadamente el 97.5% de las personas que desarrollan síntomas de infección por SARS-CoV-2 lo harán dentro de los 11.5 días de la exposición. Los investigadores estimaron que por cada 10.000 individuos en cuarentena durante 14 días, solo 101 desarrollarían síntomas después de ser liberados de la cuarentena. (Lauer SA, 2020)

Síntomas

Para los casos confirmados de COVID-19, las enfermedades reportadas han variado desde personas con pocos síntomas o sin síntomas hasta personas gravemente enfermas y moribundas. Los síntomas pueden incluir (al ingreso al hospital) (Nanshan Chen, 2020).

  • Fiebre (> 80% de los pacientes)
  • Tos (> 80%)
  • Falta de aliento (31%)
  • Dolor muscular (11%)

La enfermedad también puede ocurrir solo con síntomas leves, que incluyen: fiebre baja, tos, malestar general, rinorrea, dolor de garganta sin signos de advertencia, como falta de aliento o dificultad para respirar, aumento de las secreciones respiratorias (es decir, esputo o hemoptisis), síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos y/o diarrea y sin cambios en el estado mental (es decir, confusión, letargo). (Organización Mundial de la Salud, 2020)

Los datos preliminares informan 11% de mortalidad entre los pacientes hospitalizados. Las complicaciones ocurrieron en el 33% de los pacientes e incluyeron: síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) (17%), lesión renal aguda, lesión respiratoria aguda, shock séptico y neumonía asociada a respirador. (Nanshan Chen, 2020)

Los factores de riesgo de enfermedad grave aún no están claros, aunque los pacientes mayores o los pacientes con comorbilidades médicas subyacentes (diabetes, hipertensión, enfermedad cardiovascular, cáncer) pueden estar en mayor riesgo. En los casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso la muerte. (Organización Mundial de la Salud, 2020)

La enfermedad en los niños parece ser relativamente rara y leve, con aproximadamente el 2.4% del total de casos reportados entre individuos menores de 19 años. Una proporción muy pequeña de los menores de 19 años ha desarrollado una enfermedad grave (2,5%) o grave (0,2%) (Organización Mundial de la Salud, 2020).

PAUTAS DE TRATAMIENTO Y ACTUALIZACIONES DE INVESTIGACION 

Medicamentos de tratamiento clínico

Actualmente, no existe una medicina o vacuna específica para COVID-19 y no se ha probado completamente la seguridad y eficacia de ningún medicamento o vacuna.

En la actualidad, la terapia antiviral se usa principalmente, así como el tratamiento sintomático y de apoyo basado en la condición clínica del paciente. Los tratamientos de apoyo incluyen oxigenoterapia, hidratación, control de la fiebre / dolor y antibióticos en presencia de coinfección bacteriana.

De acuerdo con el diagnóstico y el plan de tratamiento recomendado por las autoridades sanitarias chinas, los medicamentos antivirales que pueden analizarse para el tratamiento incluyen principalmente el interferón α (terapia de inhalación de aerosol), lopinavir / ritonavir, ribavirina, fosfato de cloroquina, umifenovir y otros. Las autoridades sugirieron una evaluación adicional de la eficacia de los fármacos de prueba actualmente recomendados en aplicaciones clínicas.

Con respecto a la inmunoterapia, para pacientes con enfermedad pulmonar extensa y enfermedad grave, y pruebas de laboratorio de niveles elevados de IL-6, se puede probar tocilizumab. No se recomienda usar tres o más medicamentos antivirales al mismo tiempo. Y las pautas relevantes de diagnóstico y tratamiento enfatizan que se evite la aplicación ciega o irrazonable de medicamentos antibacterianos o glucocorticoides. (Comisión Nacional de Salud de la República Popular de China, 2020)

En el informe del primer caso de pacientes con COVID-19 en los Estados Unidos publicado en NEJM, los síntomas del paciente mejoraron significativamente después de recibir Remdesivir. (Michelle L.Holshue, 2020). 

En un estudio realizado por el equipo del profesor Li Lan-juan, se compararon los efectos antivirales de la combinación triple ( interferón recoumifenovir +mbinante α-2b + lopinavir / ritonavir) y la combinación dual (interferón recombinante α-2b + lopinavir / ritonavir). Los resultados del estudio mostraron que la combinación triple que incluye umifenovircan acorta significativamente el tiempo negativo de ácido nucleico del virus respiratorio y el tiempo promedio de hospitalización. (Wei Runan, 2020).

Además, el profesor Li Lan-juan y el equipo de XU Kai-jun evaluaron el efecto de las dosis bajas y medias de glucocorticoides  en la eliminación del virus. Los resultados del estudio mostraron que las dosis bajas y medias de glucocorticoides no acortaron significativamente el tiempo medio para la conversión negativa de ácido nucleico del virus respiratorio y el tiempo medio para mejorar la imagen pulmonar. No se observó ningún beneficio significativo cuando la clasificación se limitó a pacientes con COVID-19. (Ni Qin, 2020)

En resumen, la mayoría de los estudios relacionados actualmente publicados se centran en la investigación epidemiológica COVID-19 o el análisis de las características clínicas. Todavía hay pocos estudios para evaluar la efectividad / seguridad de los medicamentos, y los estudios relacionados aún están en la etapa de investigación clínica. Cuando se usan los posibles medicamentos mencionados anteriormente para tratar COVID-19, es necesario formular cuidadosamente el régimen de dosificación y controlar de cerca la seguridad y la eficacia del medicamento para evitar reacciones adversas o interacciones farmacológicas.

Para los casos leves en la comunidad, se recomienda a los pacientes que se queden en casa de forma aislada, a excepción de los pacientes que pueden tener un mayor riesgo de desarrollar formas graves de la enfermedad, incluidos los adultos mayores (> 65 años en algunos países,> 70 en otros), personas con afecciones subyacentes (como enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades respiratorias como EPOC o cáncer) y pacientes con inmunidad comprometida (congénita o adquirida).

El manejo de los síntomas puede implicar el uso de antipiréticos y /o medicamentos antiinflamatorios para la fiebre y el dolor leve. La seguridad del uso de ibuprofeno en pacientes con COVID-19 ha sido cuestionada por un artículo de opinión publicado por The Lancet que sugiere que los pacientes tratados con medicamentos que aumentan la expresión de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) pueden tener un mayor riesgo de infección y / o enfermedad grave de COVID-19. (Lei Fang, 2020).

Se ha demostrado que ACE2 media la entrada celular por SARSCoV-2 en otro documento (Markus Hoffmann, 2020). Sin embargo, la evidencia contra el uso de ibuprofeno en pacientes con COVID-19 no es lo suficientemente sólida como para descartarlo. En la práctica clínica general, el ibuprofeno tiene una efectividad bien establecida para controlar los síntomas para los que está indicado, tanto en enfermedades infecciosas leves como graves. Actualmente no hay evidencia concluyente para establecer una asociación directa entre el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (incluido el ibuprofeno) y un mayor riesgo de infección o gravedad de la enfermedad. (Agencia Europea de Medicamentos, 2020) Sin embargo, otros medicamentos como el paracetamol pueden considerarse para el tratamiento de la fiebre en pacientes con COVID19, si corresponde.

Del mismo modo, no hay evidencia que respalde la afirmación de que el tratamiento con inhibidores de la ECA (IECA) o bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA) podría predisponer a las personas a resultados adversos si se infectan con COVID-19.

Diversas sociedades científicas y profesionales han declarado que los pacientes deben continuar el tratamiento con IECA y BRA a menos que se lo indique específicamente su médico. (Sociedad Británica Cardiovascular y Sociedad Británica para la Insuficiencia Cardíaca, 2020)

Los corticosteroides no se recomiendan rutinariamente para la neumonía viral o el síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) y deben evitarse debido a la posibilidad de prolongar la replicación viral como se observa en pacientes con MERS-CoV, a menos que se indique por otras razones (por ejemplo, exacerbación de la EPOC, shock séptico refractario siguiendo las pautas de las Surviving Sepsis Campaign Guidelines (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, 2020) (Russell CD, 2020). 

Para pacientes con deterioro progresivo de los indicadores de oxigenación, progreso rápido de la imagen y activación excesiva de la respuesta inflamatoria del cuerpo, considere usar glucocorticoides por un período corto de tiempo (3-5 días). La dosis recomendada de metilprednisolona no debe exceder 1 -2mg / kg / día.

Para obtener una explicación de las diferentes opciones de tratamiento, así como orientación para el tratamiento de poblaciones especiales (pacientes embarazadas, recién nacidos, niños y jóvenes) y apoyo nutricional, consulte el documento de orientación (en inglés o chino) preparado por la Asociación Farmacéutica China, también disponible en la página web dedicada de FIP http://www.fip.org/coronavirus. (Asociación Farmacéutica China, 2020), así como la tabla desarrollada por el CPA en el Anexo 1.

En el sitio web de la Asociación Europea de Farmacéuticos Hospitalarios está disponible más información a nivel de países de Europa https://www.eahp.eu/hp-practice/hospital-pharmacy/eahp-covid-19-resource-centre.

Terapia de plasma convaleciente

Para los pacientes con COVID-19 con progresión rápida de la enfermedad, enfermedad grave y crítica, se puede probar la terapia con plasma convaleciente (TPC) (Comisión Nacional de Salud de la República Popular de China, 2020). La TPC utiliza un cierto título de anticuerpos específicos de virus en el plasma del individuo convaleciente para permitir que el paciente que recibe la infusión obtenga inmunidad pasiva y elimine los patógenos de la circulación sanguínea. Este método se ha utilizado con éxito en el tratamiento del SARS y la gripe H1N1, y es un tratamiento efectivo (Chen L, 2020).

El uso del tratamiento de TPC puede seguir las siguientes pautas (Comisión Nacional de Salud de la República Popular de China, 2020):

1.- En principio, el curso de la enfermedad no excede las tres semanas. Además, el paciente debe tener una prueba positiva de ácido nucleico viral o una viremia certificada por expertos clínicos.

2.- Pacientes con enfermedad grave con progresión rápida de la enfermedad, o pacientes críticos en etapa temprana, o pacientes evaluados exhaustivamente por expertos clínicos que requieren terapia con plasma. La dosis de infusión se determina de acuerdo con la situación clínica y el peso del paciente, generalmente la dosis de infusión es de 200-500 ml (4-5 ml / kg).

Antes, durante y después de la perfusión, se deben realizar registros detallados y observaciones clínicas para evaluar los efectos adversos de la perfusión plasmática. Los principales tipos de reacciones adversas a la transfusión incluyen sobrecarga de circulación relacionada con la transfusión, lesión pulmonar aguda relacionada con la transfusión, disnea relacionada con la transfusión, reacciones alérgicas, reacciones de hipotensión asociadas a la transfusión, reacciones febriles no hemolíticas, reacciones de transfusión hemolítica aguda y reacción tardía a transfusión hemolítica, reacción a transfusión infecciosa, otra /desconocida, etc.

Avances en el desarrollo de vacunas para el tratamiento de COVID-19

Dado que el proceso de desarrollo de la vacuna implica procedimientos como el aislamiento y la selección de la cepa del virus, experimentos in vitro, experimentos con animales, ensayos clínicos y aprobaciones administrativas, lleva mucho tiempo. En la actualidad, se han encontrado algunos sitios de reconocimiento para el SARS-CoV-2 y pueden usarse para el desarrollo de vacunas (Ahmed SF, 2020) (Ramaiah A, 2020).

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de la República Popular de China organizó unidades clave nacionales para llevar a cabo investigaciones conjuntas y ha organizado cinco rutas técnicas en paralelo, que incluyen vacunas inactivadas, vacunas recombinantes genéticamente modificadas, adenovirus, vacunas de vectores, vacunas de ácido nucleico (vacuna de ARNm y vacuna de ADN) y vacunas hechas de vectores de vacuna viral atenuados contra la influenza.

Algunas vacunas han entrado en la etapa de investigación de seguridad y efectividad en animales de experimentación. Se espera que para abril de 2020, de acuerdo con las leyes y regulaciones nacionales relevantes, algunas vacunas entren en investigación clínica o uso de emergencia. (Sun C, 2020).

Progreso de ensayos clínicos para el tratamiento de COVID-19

En la actualidad, los proyectos de investigación clínica sobre nuevos medicamentos contra la neumonía por coronavirus están en curso. A partir de las 9 a.m. del 8 de marzo de 2020, se recuperaron un total de 436 ensayos clínicos del Registro de Ensayos Clínicos de China, y se descartaron un total de 181 ensayos clínicos que incluían tratamiento farmacológico, de los cuales 107 eran ensayos controlados aleatorios, cuatro eran “real world studies”, y 70 eran ensayos controlados no aleatorios.

De los 181 estudios, 176 fueron iniciados por instituciones de investigación chinas, distribuidas principalmente en Hubei (43), Shanghai (25), Beijing (20), Zhejiang (20) y Guangdong (19). Los cinco estudios restantes fueron iniciados por otros países.

Los medicamentos involucrados en ensayos clínicos incluyen principalmente intervenciones de medicina tradicional china (MTC) (64 artículos), medicamentos antivirales (40 artículos), medicamentos de inmunoterapia (28 artículos, tales como interferón, timosina, inmunoglobulina, inhibidores de PD1, etc.), antimaláricos (21 artículos, como cloroquina, hidroxicloroquina, fosfato de cloroquina), glucocorticoides (6 artículos) y otros medicamentos (22 artículos, como vitamina C, vitamina D, inyección de polimiocitos, sulfato de zinc, acetilcisteína, etc.).

La mayoría de los ensayos clínicos de medicamentos antivirales son medicamentos contra el VIH (14 artículos, como lopinavir / ritonavir, darunavir / cobistastat, azivudina), seguidos de medicamentos contra el virus de la influenza (13, como umifenovir, fapilavir) y cinco ensayos clínicos de remdesivir, que se considera que tienen eficacia potencial contra COVID-19.

DESEAS BAJAR EL MATERIAL ORIGINAL DE LA FIP: Solo haga CLICK AQUI

En Chile, ya se modifico la condicion de venta con receta, de Cloroquina e Hidroxicloroquina. Baja la informacion AQUI.

Fuente: FIP y COFA (Confedereacion Farmaceutica Argentina)

Editor: Rony Condeña

Deseas realizar un DIPLOMA DE ESPECIALIZACION FARMACEUTICA ON LINE, aqui te ofrecemos algunos:

Mas informacion a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a nuestro whatsapp +56995043529

 

 

 

 

 

 

 

Solicita mas informacion a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a nuestro whatsapp +56995043529 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Menu virtual

Ingresa a tu campus virtual haciendo CLICK AQUI o en la imagen:

 

Visita nuestras especializaciones aqui:

 

Mira como son nuestras videoclases:

 

Mira nuestros videos en Youtube:

 

Matriculate aqui:

 

Registrate y recibe nuestras noticias:

 

Solicita informacion a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

O escribenos a nuestro whatsapp +56995043529

 

Acceso Plataforma

Tienes alguna duda, llama a nuestro servicio al cliente o a nuestro whatsapp y te responderemos inmediatamente

+56995043529

EVILAF
Borgoña - 3629 Arica 
Arica y Parinacota

DIPLOMAS ACTIVOS

Volver