See other templatesSee other templates

¿Existe algun peligro consumir medicamentos con alimentos? Aqui te entregamos unos datos muy importantes a tomar en cuenta.

Una de las preocupaciones más grandes al decidir el tratamiento de un paciente, es el poder implementar un régimen terapéutico seguro y eficaz, el cual contenga la menor posibilidad de fallo y efectos adversos para el paciente. En muchas ocasiones, esto se logra sin problema.

Sin embargo, existen situaciones en las cuales el fallo terapéutico se presenta, ya sea por una elección inadecuada de medicamentos o dosis, o por el hecho de que se presentó algún tipo de interacción con la terapia prescrita.

Este tipo de situaciones ha hecho que tanto los médicos como los farmacéuticos estén pendientes de las combinaciones de medicamentos utilizadas, con el fin de que estas sean seguras para el paciente.

¿Deseas digitalizar tu farmacia? Consulta aqui

Tipos de interacciones

Existen varios criterios para clasificar este tipo de interacciones; una de ellas se establece en función de cuál de los sustratos es el que ve modificado su comportamiento en presencia del otro, o sea, se habla de interacción alimento-medicamento y medicamento-alimento. La primera es aquella donde el alimento modifica el actuar del medicamento, mientras que en la otra sucede lo contrario.

Sin embargo, es más conveniente y fácil de aplicar clínicamente la subclasificación de dichas interacciones de acuerdo con tres mecanismos distintos, que son:

  • Interacciones fisicoquímico
  • Interacciones farmacocinéticas
  • Interacciones farmacodinámicas

Este tipo de interacciones es tan complejo que, aun entre medicamentos del mismo grupo terapéutico, ocurren resultados distintos. Ejemplos de esto los dan la lovastatina, que debe ser tomada con alimentos para aumentar su absorción gastrointestinal y su biodisponibilidad; y la rosuvastatina, la cual, por el contrario, se debe tomar con el estómago vacío para maximizar su efecto y absorción. Esto depende mucho de las modificaciones estructurales de la molécula, las cuales le confieren a las estatinas nuevas características, haciéndolas únicas y brindándoles ventajas unas sobre otras.

1.- Interacciones fisicoquímicas

Como su nombre lo indica, son interacciones meramente físicas o químicas y que dependen de las características intrínsecas de cada uno de los sustratos que interactúan. Se les conoce también como in vitro debido a que no hay procesos fisiológicos involucrados. Estas son algunas de las interacciones más comunes:

  • Formación de complejos de coordinación o precipitados, como ocurre entre las tetraciclinas y las fluoroquinolonas con los cationes divalentes, como lo son el calcio y el magnesio.
  • Adsorción del medicamento a la superficie de algún componente de los alimentos.
  • Aumento de la solubilidad de un medicamento en algún componente de los alimentos.
  • Modificaciones en el pH gastrointestinal, las cuales pueden condicionar el estado iónico de un medicamento que sea un ácido o base débil, impidiendo su absorción adecuada; o bien, pueden hidrolizar ciertos fármacos, inactivándolos.
  • Interacciones basadas en mecanismos REDOX, como por ejemplo en la absorción del hierro en la dieta, el cual solo se absorbe si se encuentra como hierro (II).

 Unete a nuestro TELEGRAM y recibe nuestras noticias.

 2.- Interacciones farmacocinéticas

Estas interacciones tienen la capacidad de modificar la concentración de un medicamento dentro del organismo y por lo tanto afectar su eficacia. Como se mencionó anteriormente, este tipo de interacción puede ocurrir en toda la cascada LADME, por lo que se puede ver afectada su absorción, su actividad terapéutica y su biodisponibilidad en distintas etapas del proceso.

  • Liberación: Cambios en el pH gástrico pueden retardar o aumentar la velocidad de disolución de un fármaco, así como la cantidad de secreciones, las cuales pueden ser modificadas por la presencia o ausencia de alimentos.
  • Absorción: La presencia o ausencia de alimentos puede incidir de distintas formas, como lo es en el retraso del vaciado gástrico, el aumento de la motilidad intestinal, y la estimulación de secreciones gastrointestinales, entre otros. Dependiendo del tipo de medicamento, así será el efecto. Un ejemplo de este tipo de interacción es la que se da entre el jugo de toronja y la glucoproteína G, la cual es inhibida por el primero. Esto es de especial importancia al dar psicotrópicos a los pacientes, pues aumentaría el nivel de estos.

Este tipo de interacción probablemente sea la más estudiada, mas no siempre la más pensada para medicar, puesto que solo adquiere relevancia en casos puntuales, como lo son la absorción disminuida de los bifosfonatos en presencia de alimentos, competencia por los sitios de absorción entre los aminoácidos, la levodopa y la tiroxina, entre otros.

  • Distribución: Esta se puede ver modificada por dos tipos de interacción: por desplazamiento del fármaco de la proteína transportadora, especialmente la albúmina, o por la falta de proteínas transportadoras debido a una malnutrición. El desenlace de ambos es un aumento en las concentraciones del medicamento en plasma.
  • Metabolismo: El objetivo del metabolismo es lograr transformar la sustancias de tal forma que se logre hacer lo suficientemente soluble para ser eliminado por medio de la orina. Para ello, se hace uso de reacciones de fase I y fase II. En la primera se sufren procesos de oxidación, mientras que la segunda se basa en reacciones de conjugación, con el fin de eliminarlas.

Parte del arsenal utilizado para este tipo de procesos es el citocromo P450, el cual se encarga de metabolizar las sustancias que entran al organismo. Estas enzimas pueden sufrir cambios en su función normal debido a la inducción o inhibición de sus sistemas enzimáticos, y debido a ello, se dice que este tipo de interacciones son las que poseen más repercusión clínica.

Una de las interacciones más relevantes es el caso del jugo de toronja, el cual tiene la capacidad de inhibir al CYP3A4, el cual es el citocromo que más metaboliza medicamentos; al inhibirlo, aumentan los niveles de los fármacos en la sangre. Esta interacción adquiere vital importancia en los casos en los que se usan medicamentos con índice terapéutico estrecho, en ancianos o pacientes con insuficiencia hepática.

Atención especial requieren los medicamentos como felodipino, midazolam y ciclosporina, pues la ingesta de jugo de toronja aumenta los niveles de estos a concentraciones por encima de su nivel tóxico.

Así mismo, cualquier cambio en el metabolismo de los medicamentos puede afectar el desempeño terapéutico, ya que si se inhibe una enzima, los profármacos van a disminuir su actividad, o si se induce una enzima, los fármacos como tales sufrirán el mismo destino.

  • Eliminación: Los medicamentos eliminados por medio de la orina dependen muchas veces del pH de esta, ya que dietas ricas en proteínas tienen a acidificar la orina y provocar un aumento en la excreción de medicamentos básicos. Además, una dieta rica en proteínas aumenta el flujo plasmático renal, así como la tasa de filtración glomerular mediada por la liberación de glucagón.

Existe otro tipo de interacción y es aquella que ocurre a nivel de reabsorción en los túbulos renales, específicamente entre las sales de litio y el cloruro de sodio. Se debe a que existe una inhibición competitiva para la reabsorción del litio por parte del sodio en aquellos pacientes que consumen alimentos con exceso de sal, por lo que cambios bruscos en el consumo de esta pueden llegar a causar fluctuaciones en los niveles de litio.

¿Necesitas alguna asesoria farmaceutica? 

3.- Interacciones farmacodinámicas

Este tipo de interacciones produce cambios en la respuesta del paciente a una combinación de fármaco-nutriente, sin modificar la farmacocinética del medicamento o la biodisponibilidad del nutriente. La frecuencia de este tipo de interacciones es baja, debido a su mecanismo, ya que se trata de interacciones a niveles del receptor y molécula efectora, o por sinergismo en procesos fisiológicos. Un ejemplo de ellos es la ingesta conjunta de sal con los antihipertensivos, que puede causar un aumento en la presión sistólica y diastólica.

En esta clasificación destaca la interacción de los medicamentos con el alcohol y los medicamentos que producen una estimulación o inhibición del sistema nervioso central, como lo son las benzodiazepinas. También se encuentra en esta lista el regaliz, que contiene glicirrizina y ácido glicirretínico, los cuales son inhibidores poderosos de la 11-betahidroxi deshidrogenasa de los esteroides y causan un aumento en exceso del cortisol, el cual activa el receptor de los mineralocorticoides y aumenta la retención del sodio y la depleción del potasio. Adicionalmente, este interactúa con la espironolactona y la digoxina, y la vitamina K con los anticoagulantes cumarínicos, el potasio y los diuréticos ahorradores de potasio, entre otros.

Sin embargo, no toda interacción de este tipo conlleva a un deterioro en el tratamiento. Esto porque una interacción puede tener un desenlace positivo en un paciente, es decir, que la interacción sea deseada. Este es el caso de la combinación de cafeína con algunos antiinflamatorios no esteroideos, en cuyo caso el efecto se ve aumentado y esto se traduce en un mejor efecto analgésico.

 

Interacciones de los nutrientes sobre los fármacos

En ciertos casos, los medicamentos pueden afectar el proceso natural de la utilización de los nutrientes, llegando a manifestarse como situaciones de cuidado. Un claro ejemplo de esto es la interacción que ocurre con los inhibidores de la monoaminooxidasa (iMAO) y los alimentos ricos en tiramina, la cual es un agente simpaticomimético indirecto. Este tipo de amina hallada en la dieta rica en quesos maduros, vino tinto, bananos maduros, yogurt, pasta de camarón y salami, por ejemplo, es metabolizada por la MAO, y al estar en presencia de inhibidores puede llegar a desencadenar lo que se conoce como el cheese effect y producir crisis hipertensivas. Otro caso similar es el uso del orlistat y la deficiencia de proteínas liposolubles, pues su absorción se ve afectada debido a la acción inhibitoria de la lipasa intestinal.

Antagonismo de vitaminas

Existen ciertos medicamentos que poseen un efecto antagónico sobre las vitaminas y deficiencias de estas. Algunos de los casos más puntuales son los siguientes:

  • Folatos con: pirimetamina, triamtereno, trimetoprim, vincristina, fenobarbital, metotrexate.
  • Tiamina con: isoniazida, hidralazina, cicloserina, levodopa.
  • Vitamina K con: anticoagulantes cumarínicos.
  • Piridoxina con: isoniazida, alcohol, anticonceptivos orales, fenitoína, fenobarbital.
  • Ácido nicotínico con: isoniazida. Esta requiere además un peculiar cuidado por interactuar con dichas vitaminas y la toma concomitante con alimentos reduce drásticamente su biodisponibilidad, lo cual resulta en una erradicación ineficaz de la micobacteria.

Conclusiones y recomendaciones

A lo largo de esta revisión, se ha comprobado que la administración concomitante de medicamentos y alimentos puede dar lugar a interacciones que modifiquen los efectos de estos con una magnitud que puede llegar a ser grave o, incluso, tener un desenlace mortal por no brindar al paciente el efecto terapéutico deseado. De lo anterior, se puede llegar a la conclusión de que impera una gran importancia en que los profesionales en ciencias de la salud estén familiarizados con las interacciones entre medicamentos y alimentos, teniendo en mente la meta de optimizar la efectividad del tratamiento instaurado y de minimizar los efectos adversos asociados a los medicamentos de los pacientes, tal como se ha resaltado en esta publicación.

Fuente: Cronicascientificas

Editor: Rony Condeña

Deseas realizar un DIPLOMA DE ESPECIALIZACION FARMACEUTICA ON LINE, aqui te ofrecemos algunos:

Mas informacion a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a nuestro whatsapp +56995043529 

   

Y muchos mas. Solicita mas informacion a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a nuestro whatsapp +56995043529 

 

Menu virtual

Ingresa a tu campus virtual haciendo CLICK AQUI o en la imagen:

 

Visita nuestras especializaciones aqui:

 

Mira como son nuestras videoclases:

 

Mira nuestros videos en Youtube:

 

Matriculate aqui:

 

Registrate y recibe nuestras noticias:

 

Solicita informacion a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

O escribenos a nuestro whatsapp +56995043529

 

Acceso Plataforma

Tienes alguna duda, llama a nuestro servicio al cliente o a nuestro whatsapp y te responderemos inmediatamente

+56995043529

EVILAF
Borgoña - 3629 Arica 
Arica y Parinacota

DIPLOMAS ACTIVOS

Volver